lunes, 6 de octubre de 2014

TWIN PEAKS VUELVE EN 2016






Hoy la cadena de TV estadounidense Showtime nos ha alegrado el lunes a más de uno: en 2016 regresa la serie de culto Twin Peaks para una tercera temporada de nueve capítulos y con sus creadores originales (Mark Frost y David Lynch) implicados en el asunto. Poco más que añadir porque de momento tampoco se sabe mucho más aparte del vídeo que la cadena ha emitido, que a pesar de su brevedad no deja lugar a dudas.




lunes, 22 de septiembre de 2014

DIEZ AÑOS DE PERDIDOS





 
El 22 de septiembre de 2004, el vuelo Oceanic 815 se perdió en mitad del Pacífico. Jack Shepard abría sus ojos en mitad de una selva, completamente desorientado. Al llegar a la orilla, los restos del avión siniestrado le estaban esperando junto con los supervivientes del accidente. Así, a grandes rasgos, comenzaba Perdidos (Lost). Y, os guste o no, las series de televisión ya no volvieron a ser lo mismo. Ni nuestra actitud como espectadores tampoco.

   La serie creada por Jeffrey Lieber y Damon Lindelof (y sí, también por J.J. Abrams, pero menos) fue adictiva como pocas y consiguió cosas que nunca antes había conseguido ningún show: enganchar a un público de diferentes edades y gustos con su inteligente propuesta que mezclaba y jugaba con todo tipo de géneros sin pudor y en la que cada respuesta obtenida servía para formular y generar aún más preguntas. Cierto es que fue hija de su tiempo, y el acceso a internet y la posibilidad de ver los episodios al ritmo que se emitían en Estados Unidos contribuyó en gran medida a convertirla en una serie de culto, en la serie que había que ver, pero fue la primera en tener tanta repercusión y conseguir que gente que renegaba de las versiones originales subtituladas estuvieran ahí religiosamente semana tras semana. Y ése es un mérito que no se le puede negar.






   Fueron seis años muy intensos y, aunque es cierto que el final no fue redondo y causó bastantes decepciones e incluso las iras desatadas de más de uno, es innegable que los que aguantamos hasta el final no lo hicimos por obligación: estábamos disfrutando de cada episodio, de cada final de temporada, leyendo teorías, creando las nuestras propias; gozando con una serie de un modo que nunca antes habíamos conocido.

   Evidentemente, a pesar de contarme entre sus fans (me cuesta echarle en cara algo a un producto que me regaló tantísimas horas de disfrute y entretenimiento), no estoy ciego: los altibajos estuvieron ahí, y defectos no le faltaron. De tener algo que reprochar, sería a sus creadores más que a su trama. Se obcecaron tanto en dejarnos con la boca abierta, en sorprendernos, en jugar siempre al "más difícil todavía" y en tirar por el camino que nadie esperaba que prácticamente se cegaron y, en lugar de contentarla, acabaron por cabrear a la audiencia dando explicaciones que sonaban más a excusa que a otra cosa (decir, por ejemplo, que los personajes eran más importantes que la historia cuando el principal sustento de ésta eran los misterios que se iban acumulando semana tras semana y la mayoría de los personajes eran puros arquetipos, a pesar del carisma que muchos tenían, no diré que es imperdonable pero toca bastante las narices).




 

Pero, aunque nunca me haya caracterizado por ser un optimista (y teniendo en cuenta que acepto y respeto el final de la serie, si bien no creo que fuera ni mucho menos un desenlace ideal, perfecto ni redondo, por más que se empeñaran en darle una estructura circular a la narración), prefiero quedarme con lo bueno, que fue mucho. Así de pronto, éstas son cinco de las cosas que podría destacar:


- La estructura de los episodios, que jugaba constantemente con el espectador con sus flashbacks (y que nos dejó a todos con la mandíbula desencajada con ese antológico final de la tercera temporada).

- La banda sonora de Michael Giacchino, que te mantenía en vilo y provocaba más de un sobresalto con aquellos trompetazos inesperados.

- Descubrir lo buenos actores que podían llegar a ser Terry O'Quinn y Michael Emerson si se les dirigía bien y se les daba un buen personaje.

- Todo el cruce de referencias televisivas, cinematográficas, musicales y literarias que había desperdigadas a lo largo y ancho de la serie y que convertían la experiencia de verla en una fiesta a medio camino entre la mitomanía irredenta y el frikismo más feroz.

- Desmond, Desmond, Desmond. Gracias a ese personaje, la serie se dejó de medias tintas y entró de lleno y por la puerta grande en el género fantástico. Como espectador sabías que cada vez que el escocés protagonizaba un capítulo aquéllo iba a ser un festival de ciencia ficción. Y, aunque seguramente ya lo habréis oído y leído mil veces, no voy a quedarme con las ganas de decirlo una más: vale, es una opinión totalmente personal, subjetiva y exagerada, pero sólo por el episodio La Constante (4x05) ya merece la pena haber visto la serie entera, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Joder, qué ganas me están entrando de volver a ver La Constante.






   Pues éso, no os aburro más, acabaré diciendo que Perdidos no fue una serie perfecta, pero fue muy relevante, mil veces imitada y tremendamente influyente. El hecho de que a día de hoy aún recordemos a Jack, Kate, Sawyer, Sayid, Locke, Ben, Hurley, Charlie, Jin, Sun, Michael, Richard Alpert, Rousseau, incluso a Paulo y Nikki y a la madre que los parió, es una buena muestra de ello.

   Así que feliz aniversario, Perdidos. Y a vosotros os diré gracias, buena suerte y namaste.

lunes, 2 de junio de 2014

GAME OF THRONES 4x08: THE MOUNTAIN AND THE VIPER








Teniendo en cuenta que si ya habéis visto el episodio poco o nada de lo que yo os cuente os va a resultar revelador y que si aún no lo habéis visto no deberíais estar aquí, más que nada por los posibles SPOILERS, he decidido hacer un ejercicio de minimalismo y telegrafiaros el episodio con una lista de titulares que, si habéis estado atentos al episodio, sabréis reconocer. A ver qué tal queda y a ver qué os parece...


En el octavo episodio de la cuarta temporada de Juego de Tronos, titulado The Mountain and The Viper, hemos tenido:

- prostitutas musicales

- amenazas a menores

- albinos asesinos y salvajes muy salvajes (Ygritte te quiero, Ygritte yo te adoro, como a la salsa del pomodoro)

- remordimientos fanegas y Cuervos Negros que lo tienen ídem

- bañito inmaculado con subtrama romántica patillera (y tetas)

- charla de chicas (inmaculados y mujeres y viceversa)

- información de interés acerca de los krakens

- bandera blanca, palabras negras (feat. Theon "Hediondo" Greyjoy)

- interrogatorio sobre el tropiezo tonto de Lysa Arryn. C.S.I. Nido de Águilas

- Sansa se revela (de  revelación, que no de rebelión) y Meñique se regodea: sexo y mentiras sobre campo de gules

- Hay una carta para Barristan. Ser Jorah como pagafantas lo que no supiste defender como hombre Mormont cae en desgracia (todavía más). Los cabreos estilo Targaryen acarrean expulsión directa.

- Ramsay se gana un apellido. Vaya dos Bolton pa' un banco.

- "El veneno es un arma de mujeres, los hombres matan con el acero"...por un momento he pensado que El Perro iba a colgar la espada para ponerse a componer Heavy Metal.

- las malas noticias es mejor encararlas con una sonrisa. O a carcajadas. Grande Arya partiéndose el culo e impagable la cara como un poema de El Perro.

- Meñique tiene un plan (o cuarenta y dos), al tonto de Robin Arryn se la van a meter doblada y...¿Sansa está aprendiendo a jugar?

- "El vino siempre ayuda", by Tyrion Lannister. Para mí, la frase del capítulo. De la temporada. Qué coño, de la serie entera.

- apasionante, aunque sin significado aparente, relato sobre el aplastamiento indiscriminado y sistemático de escarabajos

- Karate a muerte en Desembarco del Rey: lo malo de los juicios por combate es que a veces acaban siendo un puto disparate.



Y, básicamente, en ésto ha consistido el episodio. Hala, hasta la semana que viene.

lunes, 26 de mayo de 2014

POKER DE TRAILERS HONESTOS (LA AMENAZA FANTASMA, EL ATAQUE DE LOS CLONES, GODZILLA Y LA TRILOGÍA X-MEN, CASI NADA)








Con motivo del Día de los Veteranos, ayer no se emitió episodio de Juego de Tronos en Estados Unidos (ni, claro está, en ningún otro sitio), así que evidentemente hoy no habrá entrada hablando del episodio porque no hay episodio alguno que comentar. Pero como no quiero dejaros sin entrada (bastante estoy bajando ya el nivel de publicaciones como para encima tomarme el lunes libre) aprovecho para recuperar cuatro trailers honestos que se me han ido acumulando en la recámara: los pertenecientes a La Amenaza Fantasma y El Ataque de los Clones (episodios uno y dos de la saga Star Wars, respectivamente), la versión de Godzilla que dirigió Roland Emmerich a finales de los '90 (y qué poquito me ha gustado la nueva versión de Gareth Edwards, por cierto...y encima luego leo por ahí buenas críticas y me entra el bajón y me da por pensar que a ver si es que yo no la he entendido o algo, yo qué sé) y la trilogía de X-Men, que nunca está de más recordar lo que nos gustó y lo que no de las pelis de los mutantes de cara al estreno de la nueva entrega de la franquicia (X-Men: Días del Futuro Pasado). Pues eso, unas risas, que nunca están de más entre tanta final futbolera, elección europea y Día del Orgullo Friki (que fue ayer, sí).

La ilustración que tenéis más arriba, por si os interesa saberlo, es de un dibujante muy fiera y muy fenómeno llamado Scottie Young. De nada.

























martes, 20 de mayo de 2014

GAME OF THRONES 4x07: MOCKINGBIRD


 






Una vez pasado el ecuador de la serie, parece que todo se acelere hacia el inevitable final de temporada. Una vez pasada la Fiesta Mayor de mi pueblo, me toca recuperar fuerzas de cara al próximo destrozo etílico/psicológico, que mirando el calendario yo diría que será San Juan. Así que comprenderéis que, por mi bien y también por el vuestro, no me enrolle demasiado y os telegrafíe mis impresiones acerca del capítulo. Ahí voy. Vigilad que aquí los spoilers pueden caeros encima como caería cualquier hijo de vecino que fuera arrojado por la Puerta de la Luna (no te digo na' y te lo digo to').










Empezamos con otra lección interpretativa y otra escena para el recuerdo con Peter Dinklage y Nikolaj Coster-Waldau, han conseguido que nos acostumbremos tanto a ver escenas de diálogos tan buenas y bien interpretadas que ya ni nos sorprende. Grande el momento en que Tyrion fantasea con su hermano, medio en broma medio en serio, sobre la posibilidad de que ambos mueran y eso marque el final del linaje de Tywin. Lo que sea por joder a su padre.

A todo ésto Tyrion ha solicitado un juicio por combate, y a su simpática hermana Cersei no se le ha ocurrido nada mejor que pedirle ayuda a La Montaña (sí, el hermano de El Perro, se conoce que en esa familia no hay nadie sin su mote correspondiente), un mostrenco de tío que se mata todo lo que pille para abrir boca antes del desayuno. 

Arya se pone a filosofar con un hombre moribundo. El Perro, pragmático donde los haya, le da un trago de agua y lo remata. Rorge, un secundario muy secundario de la segunda temporada por lo menos, reaparece para que Arya lo mate. La chiquilla se nos está viniendo muy arriba y luego a ver quién la para. Yo sólo lo digo. 

Y que no falte un episodio sin su escena en El Muro en la que humillen a Jon Nieve. Vale que sea más o menos novato, vale que la vaya liando y a veces se pase un poco de listo, pero coño, estas alturas ya deberían de darle algo de crédito los jefazos y jefecillos de La Guardia de la Noche. Qué mala es la envidia. Por cierto, no tiene nada que ver y no sé si lo he mencionado ya alguna vez, pero en el Mundodisco de Terry Pratchett también hay una Guardia Nocturna. No, no estoy acusando a nadie de plagio, os estoy invitando a que leáis más (si es que no lo hacéis ya, que tampoco conozco vuestros hábitos).










Bronn va a ver a Tyrion. Otra escena estupenda (y van...). A pesar de la tristeza y el aroma a despedida que impregna la escena (joder, me ha quedado demasiado lírico ésto, así no vamos bien...), la decisión del mercenario es totalmente coherente con la trayectoria del personaje, es normal que Tyrion no pueda finalmente reprocharle nada. 

Daario va a ver a Danaerys. Con erótico resultado. Al día siguiente llega Ser Jorah y aunque no vea nada lo entiende todo. No lo llaman Ser Pagafantas por nada. 

En Rocadragón, Melisandre se da un baño y tiene una conversación con la mujer de Stannis, pero la decisión estética de que la cámara enfoque en todo momento las tetas de Carice Van Houten (estuvo genial en El Libro Negro...bueno, tal vez sería más acertado decir que El Libro Negro estuvo genial, pero tanto monta, monta tanto, ¿no?) consigue que no me entere muy bien de la conversación. Algo del fuego, y de su hija y no sé qué más. Resultado: Melisandre 2 - Gehême 0.

Otra escena con Arya y El Perro, en la que éste explica de dónde le viene su fobia al fuego. Totalmente comprensible. Con una familia así, no hacen falta enemigos. No sé si me gusta que humanicen tanto al personaje, pero sí considero que el actor que lo interpreta (Rory McCann) se merecía una escena así en la que poder lucirse interpretativamente, y la ha sabido aprovechar. Bien por él.

Brienne y Pod paran a comer algo y se encuentran con el simpático fanegas al que apodaban Pastel de Carne en la segunda temporada, lo que convierte a este capítulo en un "especial repescas de temporadas anteriores". Nada que objetar, de hecho esa es una de las gracias de las novelas. Esa y que están muy bien escritas. Y que la mayoría son muy buenas, en concreto las que no son mortalmente aburridas y están alargadas hasta la extenuación. No, esperad, es que últimamente me estoy leyendo La Torre Oscura de Stepehn King y ya no distingo cual de las dos sagas me tiene enamorado y cual me está tocando las narices. ¿O eran las dos? Debo meditar ésto...










Oberyn va a ver a Tyrion. Muchas visitas para un preso. Si habéis visto el capítulo ya conocéis el contenido de la conversación. La intención también está clara, por un lado que Pedro Pascal se luzca (qué guionistas tan generosos e inteligentes que no dejan prácticamente a ningún actor desaprovechado, y qué avispados esos actores que saben aprovechar sus escenas y sacarles el máximo rendimiento) y por otro que nosotros, los espectadores, aficionados y frikis en general digamos al unísono y con ganas de ponernos en pie: Oberyn, eres el puto amo. 

Y así llegamos a la última escena, que resumida en titulares, iría más o menos así: a Robin Arryn le faltan un hervor o dos, Sansa se revela como una ferviente defensora de las hostias preventivas, Meñique es tan ambicioso y obstinado que va a intentar hacer con la hija lo que no pudo hacer con la madre, la tita Lysa está loca (pero loca, loca), y tenemos un final de episodio al que alguien que fuera más cruel o tuviera un sentido del humor muy retorcido le pondría sin dudarlo la canción Volare como banda sonora (preferiblemente la versión de los Gipsy Kings, que tiene más sorna). O, como decían ayer por Twitter, un final que podría resumirse con la frase y voló, y me hizo volar, y yo volé de él.



Hubiera querido terminar con una foto de Oberyn y Tyrion, tal vez los dos personajes que han protagonizado la escena más intensa del episodio (o una de ellas, para no ser injustos con el resto), pero no he localizado ninguna decente ni con buena calidad. Lo que sí he encontrado (aunque no sé quien es el autor, no constaba, una lástima) ha sido esta chulada que aquí debajo os dejo. La semana que viene, más.




lunes, 19 de mayo de 2014

AVANCE DE GAME OF THRONES 4x08: THE MOUNTAIN AND THE VIPER






No es por justificarme ni mucho menos por dar envidia pero mi vida fuera de internet y las redes, mi vida real, me pasa factura. Tras una semana de trabajo a tope ha llegado uno de mis fines de semana más intensos del año. Vamos, que hoy estoy derrotado y, aunque ya he visto el episodio 4x07 de Juego de Tronos la verdad es que ahora mismo no tengo muchas ganas de ponerme a hacer su correspondiente entrada. Algo haré, pero no prometo nada (digo yo que tampoco será tan grave si la subo mañana, ¿no?).

De momento, y para no dejaros con la miel en los labios, os dejo el avance del episodio de la semana que viene, que prometer, lo que es prometer, promete y mucho, lo malo es que ya es el octavo episodio, lo que quiere decir que en menos de un mes se nos acaban los dragones, los siete reinos, la khaleesi para todos y todo lo demás hasta el año que viene. Joder, aún no se ha acabado y ya lo estoy echando de menos.






martes, 13 de mayo de 2014

AVANCE DE GAME OF THRONES 4x07: MOCKINGBIRD






Si todavía no habéis visto el episodio 4x06 de Juego de Tronos no sé a qué estáis esperando (y si vais a ir de listos y contestarme "estamos esperando a que esté doblado al español", os diré que éste deberíais verlo en versión original con subtítulos si los necesitáis, como es mi caso, al menos los últimos veinte minutos: merece la pena ver la sobrada interpretativa de algunos de los actores). Y, si no os gusta Juego de Tronos, no sé muy bien entonces qué estáis haciendo aquí, la verdad. Para los que sí os guste la serie y ya hayáis visto el sexto episodio (y os hayáis quedado, evidentemente, con ganas de más), aquí tenéis el avance del episodio de la próxima semana, titulado Mockingbird: